Conferencia "Desafíos de la ciencia en beneficio de la Oceanopolítica y la Diplomacia"

En nuestro compromiso por brindar a los alumnos de este instituto, la posibilidad de ampliar sus conocimientos en todos los campos de la ciencias, el Señor Capitán de Navío Servicio Pasivo, Hernán Moreano Andrade, experto en el campo de los intereses marítimos y primer jefe científico de la expediciones ecuatorianas a la Antártida, el día Miércoles 02 de Agosto en el Aula Magna, expuso el tema “Desafíos de la ciencia en beneficio de la Oceanopolítica y la Diplomacia”, resaltando la situación actual de los países de la región, los cuales han iniciado un camino científico hacia la investigación, desarrollo de las ciencias, conocimiento y defensa de sus intereses en el continente antártico.

Dentro del tema destacó el trabajo realizado de carácter expedicionario por el Capitán James Cook, el cual a partir del año 1700 resaltó la importancia futura de la Antártida, y la importante relevancia que tendría en la conciencia geográfica de los pueblos marítimos y sus actores principales como estado, instituciones públicas y/o privadas. En este contexto se crea, firma y adhieren los países al Tratado Antártico, conocido como el más exitoso acuerdo de paz en el mundo, en el cual entre otras cosas se establece el área de aplicación y libertad para investigación, en el seno de este grupo de países se resolverán además todas las controversias pertinentes al continente antártico.

Al realizar el comparativo de los países de la región, hizo notar las diferencias en cuanto a existencia de academias de ciencias, buques rompehielos y/o investigación, y satélites de investigación científica; dentro de estas inexistencias en el Ecuador, los posibles escenarios que nos tocará en el futuro de acuerdo a proyecciones de deshielo o elevaciones aceleradas del nivel del mar por el calentamiento global; concluyendo que existe en el país la necesidad de consolidar la cooperación entre universidades de docencia e investigación, fortalecer las redes de investigación y su relación con la industria, además que los desafíos de la ciencia en esta nueva visión de la oceanopolítica y la diplomacia, son razones suficientes para la consolidación de las relaciones entre el estado-academia-industria, a través de políticas nacionales e internacionales, para que hayan valido todos estos aportes de conocimiento geográfico y científico.