Reseña histórica

Corría la mitad del siglo XX y en la oficialidad de la Armada del Ecuador se percibía un aire de cambio, de abrir las fronteras del conocimiento, de poner en práctica el decir de Clausewitz de que "la Guerra es un fenómeno que debe ser estudiado". 

Esa corriente de ideas renovadoras fue apoyada irrestrictamente por el Comandante General de Marina de esa época CALM. Carlos Monteverde Granados, y es así que a partir de 1953, nuestra Armada seleccionó Oficiales superiores para prepararse en las Academias de Guerra Naval de Brasil, Chile, EE.UU. y Argentina. 

Precisamente en este grupo de pioneros nació la semilla que diez años después germinaría con la creación de nuestra propia Academia de Guerra Naval, institución necesaria para la formación de Oficiales de Estado Mayor y para la elaboración, discusión y debate de una doctrina naval propia. Y es así que un 11 de Septiembre de 1963, la Junta Militar, presidida por el  Sr. CALM Ramón Castro Jijón expide el Decreto No. 10 con el cual "se crea con sede en la ciudad de Guayaquil un Instituto Naval Militar que se denominará "Academia de Guerra Naval" y estará destinado a la preparación de Oficiales de la Armada Nacional para el desempeño de las funciones de Comando, Estado Mayor y Dirección de Servicios y más que fuesen determinados en el Reglamento de este Instituto". 

Tras un titánico esfuerzo en la organización de esta noble Institución presidida en sus primeros años por el CPNV-EM Francisco Espinoza Coronel, quien además se desempeñaba como Jefe del Estado Mayor de la Armada, se materializó una primera etapa institucional en la que se organizaron los cursos llamados "Preliminares de Estado Mayor", íntegramente dictados por correspondencia; tres años después se inauguró el primer curso regular de Estado Mayor, esfuerzo que desde aquel tiempo no se ha detenido ni se detendrá.